La razón por la que escribo es porque tengo algo que decir

el .

rosauro introRenombrado compositor y percusionista Ney Rosauro participó en el XII Festival Internacional Darwin Vargas y dictó diplomado en el IMUS.

Ney Rosauro llegó un lunes a Chile y Valparaíso y al día siguiente ya ensayaba afanoso para el concierto que daría esa misma tarde en el Club de Viña del Mar. Totalmente concentrado en obtener el mejor sonido posible pese al poco tiempo disponible, seguía atento los movimientos de cada miembro de la Orquesta Ex Corde que tendría el honor de acompañarlo, demostrando con este simple hecho porqué ha alcanzado el prestigio mundial que hoy ostenta.

Doctor en Percusión, el afamado músico brasileño vive hace más de 15 años en Miami, Estados Unidos, donde dictó clases y dirigió por muchos años los Estudios de Percusión en la Universidad de Miami, para luego dedicarse por completo y en todo el mundo a su labor de compositor y músico.

El maestro en percusión arribó al país como invitado estelar del XII Festival Internacional de Música Contemporánea Darwin Vargas que organiza cada año el Instituto de Música (IMUS) de la PUCV, tiempo que también aprovechó para dictar un Diplomado en Percusión de varios días de duración.

"Desde el principio tuve interés en venir aquí porque conozco el trabajo del profesor Félix (Cárdenas), que es fantástico con su Orquesta Andina. También tuve contacto con Nicolás Moreno, quien me dijo que estaba comenzando el programa de percusión. Y tenía especial de trabajar con los jóvenes y de ayudarles a desarrollar la percusión. También estoy muy interesado de saber de la producción que hay acá en Valparaíso", explicó varias horas antes del concierto, destacando el ensayo que hasta ese minuto había desarrollado en el Aula Margot Loyola del IMUS. "Vamos a hacer música con el corazón", agregó.

¿Qué espera poder traspasarles a los nuevos músicos con el diplomado?

"Estoy acostumbrado a viajar por el mundo y para mi es lo mismo si estoy en un gran o pequeño conservatorio. Lo que me importa es elevar la percusión, mostrar mis obras e intercambiar para saber lo que los otros están haciendo. Muchas veces me da más gusto venir a un conservatorio menor, donde los alumnos tienen más ganas de aprender y es más fácil".

Dentro de su trayectoria se destaca que usted ha logrado posicionar la percusión latinoamericana en el plano mundial, ¿porque hubo que posicionarla?

"En todo el mundo gusta mucho la música brasileña, pero cuando se habla de marimbas, vibráfonos, conjuntos de percusión... Yo empecé a componer en los 70, en esa época no había casi sudamericano o brasileños que escribieran. Y desde un principio fue muy reconocido mi trabajo, con ritmos latinos, brasileños, una cosa bien honesta. Y mi lenguaje es más tonal, lo que lo identifica más con la audiencia".

¿La audiencia es finalmente de donde recibe el reconocimiento a su trabajo o del aporte que ha entregado?

"La audiencia siempre es muy importante, pero la razón por la que escribo es porque tengo algo que decir. No escribo música para que otros la gocen, pienso que es importante para cada compositor ser sincero. Unos son más tonales como yo, y otros folclóricos o contemporáneos, es esa mezcla la que hace a la música más interesante".

¿Qué les diría a los nuevos músicos que quieren seguir esta senda de la percusión? Porque tal vez es un área menos explorada.

"En principio es muy difícil conseguir los instrumentos y eso es un impedimento. Pero es un área muy nueva, el piano o el violín tiene tienen unos 500 años de historia, en cambio la música de percusión empezó a ser escrita recién en los años 40 ó 50. Por ser un instrumento nuevo tiene mucho campo para desarrollarse".

TRAYECTORIA

rosauro interior

Ney Rosauro estudió Composición y Dirección Orquestal en la Universidad de Brasilia, donde obtuvo el Master en Percusión de la Escuela Superior de Música de Würzburgo (Alemania) bajo la dirección del Profesor Siegfried Fink. Completó su Doctorado en la Universidad de Miami (USA) bajo la supervisión de Fred Wickstrom.

Entre 1975 y 1987 fue profesor de Percusión en la Escuela de Música de Brasilia y timbalero de la Orquesta del Teatro Nacional de Brasilia (Brasil). De 1987 a 2000 dirigió el Departamento de Percusión de la Universidad Federal de Santa María, RS en Brasil y desde el 2000 hasta el 2009 fue director de los Estudios de Percusión de la Universidad de Miami.

Ha publicado más de 100 piezas para percusión así como varios métodos. Sus composiciones son muy populares y han sido grabadas por artistas aclamados internacionalmente como Evelyn Glennie y la Orquesta Sinfónica de Londres. Su Concierto para Marimba y Orquesta ha sido interpretado por más de 2500 Orquestas diferentes de todo el mundo y sus nueve discos en solitario han recibido la ovación de la crítica. También ha sido solista en conciertos y con orquestas de más de 45 países.